Las banderas para la selección de idioma

Usabilidad 10 Comentarios »

Hace nada estábamos hablando de este mismo tema, la selección del idioma en su sitio web, y justo unos días después leí un artículo relacionado en Uninstallme.

Uso de banderas para la selección de idioma

El primero de los argumentos ya lo hemos esgrimido aquí: una bandera no representa un idioma, sino un país (razón documentada por la propia W3C en sus buenas prácticas para la internacionalización de una web).

Profundizando un poco más, y hablando ya de usabilidad y accesibilidad web, ¿qué ocurre si un usuario es daltónico y confunde los colores de una bandera? ¿o si el usuario no conoce la bandera en cuestión?

Quizá ni sea necesario pensar en estas situaciones, una pregunta tan sencilla como ¿cuántas banderas existen con tres franjas (roja, blanca y azul)? puede servir como argumento contra el uso de banderas para seleccionar el idioma de una web.

Uso de banderas junto con texto para cambiar el idioma

Una solución intermedia consiste en acompañar la bandera con el nombre del idioma en dicho idioma.

¿Cuál puede ser el problema? Que, por ejemplo, un usuario estadounidense pueda ofenderse al ver su idioma representado por otra bandera.

Alternativas a las banderas para la elección de idioma

  1. Nombre del idioma en el idioma correspondiente: la mejor opción si contamos con un sitio web con contenido en pocos idiomas (hasta cinco o siete diferentes).
  2. Cuadro desplegable para elegir idioma: la mejor posibilidad cuando tenemos contenido en muchos idiomas.

El posible problema de este par de alternativas es que, al no incorporar un ancla visual (un icono o algún otro gráfico), pueden pasar desapercibidos.

No obstante, son las opciones a incorporar en los sitios web. Para sobresaliente si conseguimos crear una zona de atracción visual para que el usuario internacional localice rápidamente el cambio de idioma.

¿Son necesarias más razones para evitar el uso de banderas?

Fuente: Problemas de las banderas para la elección de idioma

Cuando unos centímetros tienen la culpa de todo …

Estrategia online 2 Comentarios »

En muchas ocasiones se ha comentado que Youtube venció a Google Vídeo por unos centímetros de pantalla. Aquí tenemos otro ejemplo: el sitio de Bling H2O.

Cuando un usuario visita la página de inicio de esta marca de agua embotellada, se encontrará lo siguiente:

Página de inicio de Bling H2O

Página de inicio de Bling H2O

Al parecer, al margen de las evocaciones que pueda conseguir la imagen central, su objetivo es servir de escaparate de los productos de la empresa. Pero, ¿qué sucede si nos desplazamos hacia abajo?

Página de inicio de Bling H2O (detalle inferior)

Página de inicio de Bling H2O (detalle inferior)

Que el objetivo va más allá. El sitio incluye un comercio electrónico y, por el tamaño del botón Comprar, parece que es esta la finalidad última de la web.

La empresa ha hecho los deberes en el sentido de definir cuál es su estrategia online: la venta electrónica. Pero, por unos centrímetros de pantalla, la acción principal del sitio pasa totalmente desapercibida. El usuario pueda obviar el canal de venta.

Es decir …

Antes de lanzar una web, es necesario comprobar cómo se visualiza en varios navegadores y con varias resoluciones de pantalla para determinar cuál será la mejor disposición y colocación de los elementos clave.

El Social Media y su influencia

Medios sociales 1 Comentario »

En varias ocasiones hemos comentado ya que este año 2009 es el año del Social Media. Gracias a PriceMinister.es (y publicado por N-Economía), podemos ver el siguiente gráfico sobre la influencia en la decisión de compra online en 2008 y la predicción para 2009:

Influencia de compra (2008 y 2009)

Influencia de compra (2008 y 2009)

Como se puede ver, se estima que durante 2009 un 35% de las compras efectuadas en Internet serán influenciadas por opiniones de otros usuarios: blogs, foros, redes sociales, propios portales de venta, …

Un dato que define perfectamente cuál es el objetivo del Social Media. No se trata de una acción comercial directa; sino de una generación de marca y la creación espontánea de un conjunto de opiniones en torno a mis productos que, de forma indirecta, logren cerrar ventas.

Fuente: Informe mensual N-Economía (mayo 2009)

WP Tema & Iconos por N.Design Studio
Entradas RSS Comentarios RSS Acerca de Contacto Aviso legal Mapa del sitio