Google AdWords: ¿qué es lo realmente importante?

Marketing online Dejar un comentario

Y terminamos esta serie de artículos dedicados a acciones de enlaces patrocinados o marketing en buscadores.

La reflexión final que debe quedar al final de esta secuencia es que no tiene sentido emprender este tipo de actuaciones en Internet sin una correcta medición, análisis y corrección de las mismas.

Deberemos calcular lo que se denomina Coste Por Conversión, es decir, conocer cuántos clicks necesitamos para realizar una conversión (entendiendo por conversión el objetivo de la web, como puede ser una compra, un contacto, una suscripción, etc.) y el valor de esos clicks:

Coste por conversión = Clicks necesario para una conversión  X  CPC medio

Tras esto, y en base al beneficio medio que obtenemos por cada conversión (algo que deberemos estimar previamente), hallaremos el Retorno de la Inversión (ROI).

ROI = (Beneficio medio – Coste por conversión) / Coste por conversión

Destacar que todo el razonamiento anterior se basa en determinar el ROI por cada click. Lo más recomendable será hacerlo de forma agregada (al menos, a nivel de campaña).

¿Es fácil hallar estas cifras? La verdad es que no siempre será sencillo. No obstante, es importante intentar establecer al menos ciertas aproximaciones para conocer qué campañas tienen un mayor retorno con el fin de apostar por ese tipo de acciones y/o redirigir el resto.

Artículos previos

Deja un comentario

WP Tema & Iconos por N.Design Studio
Entradas RSS Comentarios RSS Acerca de Contacto Aviso legal Mapa del sitio